RSS

Archivos Mensuales: julio 2013

Las dioxinas: peligro para nuestra salud


Nuestro amigo Paco nos hace llegar esta información que agradecemos.

Recientemente, Edward Fujimoto, Gerente del Programa de Bienestar en el Hospital Castle,
apareció en un programa de TV para explicar este peligro para la salud.
Habló acerca de las dioxinas y de lo malas que son para nosotros.

Dijo que:
NO deberíamos calentar alimentos en el microondas usando recipientes de plástico
(especialmente alimentos que contienen grasa).
La combinación de grasa, plástico y altas temperaturas
libera dioxinas en los alimentos y finalmente en las células del cuerpo.
En su lugar, recomienda usar recipientes de vidrio o cerámica para calentar los alimentos….
Así que, los alimentos preparados DEBERÁN vaciarse de su recipiente original y calentarse en otro adecuado.
El papel no es malo – dice – pero usted no sabe que hay en el papel.
Es más seguro usar vidrio templado, loza, etc.
También señaló que las envolturas de plástico son peligrosas cuando se colocan sobre los alimentos para cocinarlos en el microondas.
A medida que el alimento es bombardeado, las altas temperaturas ocasionan que las toxinas venenosas se fundan de la envoltura de plástico y goteen sobre el alimento.
Mejor cubra los alimentos con papel.

Recordemoss que las dioxinas son compuestos químicos obtenidos a partir de procesos de combustión que implican al cloro.El término se aplica indistintamente a los policlorodibenzofuranos (PCDF) y las policlorodibenzodioxinas (PCDD).

Las dioxinas son un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes. Las dioxinas se encuentran en el medio ambiente por todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales.
En los alimentos están presentes en forma de trazas, es decir en cantidades del orden del nanogramo y del picogramo por kilogramo,

Las dioxinas se han hecho muy conocidas en los últimos años porque preocupa su presencia en el medio ambiente ya que se encuentran en muchos lugares, aunque en bajas concentraciones, y algunas de ellas son extremadamente tóxicas. Junto con las dioxinas se suelen encontrar furanos que son unos compuestos químicos similares.

Las dioxinas son fundamentalmente subproductos de procesos industriales, pero también pueden producirse en procesos naturales como las erupciones volcánicas y los incendios forestales. Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas. En cuanto a la liberación de dioxinas al medio ambiente, la incineración descontrolada de desechos (sólidos y hospitalarios) suele ser la causa más grave, dado que la combustión es incompleta. Existe tecnología que permite la incineración controlada de desechos con bajas emisiones.

Las dioxinas no se fabrican deliberadamente, excepto en pequeñas cantidades para trabajos de investigación.

Hay varios cientos de dioxinas y furanos. Una simple dosis de 6 millonésimas de gramo de la dioxina más letal, la 2,3,7,8-TCDD, puede matar a una rata. Todavía no se sabe bien cómo afectan a los humanos estas sustancias. Se ha podido observar la acción de estos compuestos cuando alguna persona ha quedado expuesta por accidente a ellas, pero en estos casos sólo se puede conocer la dosis que han recibido muy aproximadamente. Por esto es arriesgado pronunciarse sobre los efectos que producen las distintas dosis, especialmente cuando hablamos de contacto con estas sustancias durante periodos de tiempo largos.

La dioxina 2,4,5-T es uno de los componentes del Agente Naranja, arma química utilizada por Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.

Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer. Cuando algunas personas han estado expuestas a altas concentraciones de 2,3,7,8-TCDD han tenido cloracné, con efectos que puede durar décadas eliminar.

Recientemente se ha encontrado una asociación de las dioxinas con la génesis de la endometriosis , una enfermedad ginecológica caracterizada por el crecimiento del tejido endometrial por fuera de la cavidad uterina y que puede ocasionar dolor pélvico, dismenorrea o dolor menstrual e infertilidad.

A bastantes investigadores les preocupan más los efectos que a largo plazo pueden darse en personas expuestas a dosis muy bajas, que no provocan efectos apreciables a corto plazo. El problema con este tipo de sustancias es que no se eliminan con facilidad (tardan cinco años en reducirse a la mitad) ni se degradan y, por tanto, van acumulándose en los tejidos. En experimentos de laboratorio con animales se ha comprobado que dosis no letales pueden producir cáncer, defectos de nacimiento, reducción en la fertilidad y cambios en el sistema inmunológico.

La mayoría de los estudios que se han hecho con personas expuestas a estos productos no han encontrado que tengan más probabilidad de tener cáncer que los demás, aunque existen estudios realizados y expuestos en la Ocupational & Environmental Medicine que atribuyen, con seguimiento de 23 años después de cerrada una planta química en Hamburgo, y concluyen que mortandad de sus trabajadores por cáncer tiene su origen a la exposición de estos compuestos PCDD/F.

Un estudio hecho por investigadores suecos encontró proporciones anormalmente altas de un extraño tipo de cáncer entre personas que trabajaban con herbicidas que contenían muy pequeñas cantidades de 2,3,7,8-TCDD. Pero estudios similares en otros países no han confirmado este resultado.
La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos considera el estudio de los investigadores suecos como una evidencia importante pero no adecuada de que estos productos producen cáncer en humanos. De todas formas recomienda que se tenga a esa sustancia como probablemente cancerígena ya que produce cáncer en animales en los experimentos de laboratorio.

Las dioxinas y los furanos también reducen el éxito reproductivo en los animales de laboratorio al provocar nacimientos de bajo peso, camadas más pequeñas y abortos prematuros. Los problemas sólo suceden cuando es la madre la expuesta al 2,3,7,8-TCDD, nunca cuando es el macho, lo que demuestra que no se produce alteración del ADN, sino alteraciones en el proceso de formación del embrión.

Se han hecho muchos estudios sobre defectos de nacimiento entre mujeres expuestas al 2,3,7,8-TCDD. Algunos han encontrado un número de nacimientos defectuoso mayor que el normal, pero en la mayoría de las investigaciones no se han encontrado evidencias de defectos de nacimiento o problemas reproductivos por este motivo.

Por lo que sabemos hasta ahora, con estudios minuciosos y detallados, las personas que han recibido dosis anormalmente altas de estas sustancias mantienen una salud normal. Todo indica que el hombre soporta estas sustancias mucho mejor que la mayoría de los animales de laboratorio. También es claro que trazas (concentraciones muy bajas, casi inapreciables) de estas sustancias se han encontrado en tejidos y en la leche materna de personas de muchos países; pero no se puede afirmar nada con seguridad sobre los efectos a largo plazo que esta contaminación puede suponer hasta la realización de nuevos y más detallados estudios.

(Wikipedia)

**Visita: http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/
http://bohemiaylibre.blogspot.com

Anuncios
 
Comentarios desactivados en Las dioxinas: peligro para nuestra salud

Publicado por en 30 julio, 2013 en Sin categoría

 

El engendro de la Coca-Cola "Life"


El 1 de julio, Coca-Cola lanzó su nuevo producto: Coca-Cola Life, de color verde. Se promociona como “endulzado naturalmente con stevia” y fue presentado mundialmente en Buenos Aires –elegida porque ocupa el quinto puesto entre los seguidores mundiales de la marca, algo que no debería enorgullecernos en lo más mínimo–. “La Argentina es un centro de negocios por excelencia y es donde las tres Cocas (la regular, la Light y la Zero) crecieron 27% en los últimos 5 años, por esa razón la elegimos como sede para el lanzamiento mundial” (1), explica Troni, gerente general de Coca-Cola Argentina.

¿Stevia o Truvia?

La mágica forma en la que Coca Cola vuelve los beneficios de la naturaleza en más veneno comercial.
Inmediatamente después que el Parlamento de la Unión Europea autorizara la venta del edulcorante de STEVIA en Noviembre del año 2011, todas las macro industrias “alimentarias”, por definirlas de alguna manera, se han lanzado a la carrera loca de captar adeptos para sus productos elaborados con Stevia, entre una multitud de enfermos de diabetes, obesidad, colesterol, etc., que ellas mismas han provocado (2).
El ejemplo mas claro es el de Azucarera Ebro, filial de AB Sugar y de Associated British Foods, que comercializara en exclusiva para España, el edulcorante de Coca Cola y Cargill denominado “Truvia”.
Pero en Truvia, solo un 20% será Stevia y el otro 80%, serán Eritritol (un polialcohol que aumenta la glucosa en sangre de los diabéticos http://www.continents.com/diabetes29.htm ) y saborizantes naturales desconocidos, que a falta de mas información por la propia empresa, hay que suponer serán sabores añadidos para crear adicción como nos tiene ya acostumbrados en sus productos.
Y de este 20% de Stevia, 0% de Steviósido, el único componente edulcorante de la Stevia con propiedades medicinales.
Es decir, Azucarera Española va a intentar redimirse de los miles de muertos provocados legalmente con sus azucares refinados http://jimzall.mx.tripod.com/AZUCAR, así mismo Coca Cola también va a intentar lavar su imagen ganada con refrescos con excesos de azúcar, obesidades enfermizas, diabetes e hiperactividad en los niños a gran escala.
Pero van a intentar redimirse, no utilizando el tesoro natural de la Stevia que la madre naturaleza nos ha dado, sino con un engendro llamado Truvia, que como he dicho anteriormente no aporta nada a nivel medicinal y se elabora en buena parte, con plantas modificadas genéticamente para que produzcan poco o nada de Steviósido.
Cargill y Coca Cola padres del engendro Truvia, han patentado el edulcorante basado en un único componente de la Stevia llamado Rebaudiósido y su producto parece que ya provoca efectos secundarios http://side-effects.owndoc.com/truvia-side-effects.html
La Stevia Rebaudiana Bertoni, llamada así científicamente y en idioma guarani ka’a he’ẽ, tiene dos azúcares principales acalóricos, el Steviósido y el Rebaudiósido. En el año 1887, Moises Bertoni, botánico de origen suizo, describió botánicamente la planta como Stevia Rebaudiana, en honor a P.G. Esteve, botánico valenciano (España) y a Ovidio Rebaudi, quimico, natural de Asunción, Paraguay.
Pero el único componente edulcorante que tiene parte de las propiedades medicinales de la Stevia, es el Steviósido, conjuntamente con los demás minerales, aminoácidos, enzimas, etc. que acompañan a los componentes edulcorantes y que Coca Cola y Cargill se han encargado de suprimir en Truvia.
Como mal menor, la Unión Europea a autorizado tanto los edulcorantes de Stevia hechos con Rebaudiósido, como los elaborados con Steviósido, a diferencia de las autorizaciones que ha conseguido Coca Cola en EEUU en exclusiva para su rebaudiósido.
Por eso habrá que leer bien las etiquetas para que no nos estafen y saber que compramos.
En la Dulce Revolución de la Plantas Medicinales, Asociación sin ánimo de lucro http://dolcarevolucio.cat/es/la-asociacion, encontraran información al respecto así como formas de auto cultivar nuestra propia Stevia, la original y no modificada genéticamente, hacer nuestros propios edulcorantes naturales y utilizarla como una potente medicina natural para regenerar nuestros páncreas y dejar atrás la diabetes http://joseppamies.wordpress.com/2010/05/05/ ¿edulcorante-de-stevia-de-coca-cola-o-elaborado-por-nosotros-con-propiedades-medicinales/ .
Los parlamentarios europeos y también los de EE UU, repiten la historia ocurrida con los azúcares refinados de remolacha y caña de azúcar, tóxicos por naturaleza, miren sino en el libro que adjunto al final del párrafo, pero con el agravante para la Stevia en relación con el azúcar, es que no se podrán comercializar los edulcorantes integrales de ella.
http://api.ning.com/files/y4Xhx5heRCMrR4kOQ6Vd-zZ1yGNDabl4lvK38gxKpYW-SBZIm*Z8SZMc623k15dXXg9CuM*q*gPketQj3nKwzuOPjM*613qD/DuftyWilliamSugarBlues.pdf

Por todo ello: boycot a la Coca Cola Verde, a la TRUVIA y a los otros edulcorantes como los que contienen aspartamo y que hoy inundan los supermercados.

Fuentes:
(1) http://www.ieco.clarin.com/economia/crecer-Coca-Cola-viste-verde_0_947305551.html
(2) http://joseppamies.wordpress.com/2011/12/06/stevia-o-truvia-el-engendro-de-coca-cola/

Extraído de Millones contra Monsanto
http://www.formarse.com.ar

**Visita: http://salasdevideoconferenciasolgaydaniel.blogspot.com.ar/
http://bohemiaylibre.blogspot.com

 
1 comentario

Publicado por en 17 julio, 2013 en Sin categoría

 
 
A %d blogueros les gusta esto: