RSS

Archivos Mensuales: julio 2015

COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Del libro a la película: cómo incluir un prólogo


COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Del libro a la película: cómo incluir un prólogo: ¡Hola, amigos! Ya estoy sumergido en el tema de intentar escribir el guión de la película que, por ahora, tendrá el mismo título: &quot…

Anuncios
 
Comentarios desactivados en COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Del libro a la película: cómo incluir un prólogo

Publicado por en 21 julio, 2015 en Sin categoría

 

Del libro a la película: cómo incluir un prólogo


¡Hola, amigos!

Ya estoy sumergido en el tema de intentar escribir el guión de la película que, por ahora, tendrá el mismo título: “Otro Génesis posible”.

Cumplido que hube el primer paso, ya logré acceder al segundo: la redacción novelada. Como dicen los que saben, se trata de una narración más o menos detallada, sin diálogos ni “frases poéticas”.

Debe estar escrito con frases simples y claras que permitan una lectura fácil y fluida. Escrito en un lenguaje “bonito, atractivo, creativo y con estilo”. No es tan sencillo lograrlo, o al menos no me lo pareció, pero ya va estando.

Cada vez que me acercaba a la novela original, lo que sucedió varias veces al día, omitía leer el prólogo que el libro trae y que transcribiré aquí.


“Este es un relato de ficción. Todo lo que aquí se menciona o postula no es real. No existen los zetarreticulianos, ni esa estrella en la Constelación de Orión, ni mi sitio en Internet, ni la Biblia, ni Darwin, ni el Museo de Ciencias Naturales de South Kensington, ni siquiera Londres, ni, mucho menos, Inglaterra.
Esta recomendación previene situaciones tales como las acontecidas a muchos otros escritores que han fusionado la realidad con la ficción, y luego se han visto sometidos a profundas y sesudas investigaciones de esa ficción desde un mundo supuestamente real.
Decía Jorge Luis Borges que nunca hay que referirse a lugares que aún existen. Si se ambienta una situación en un escenario que nunca existió o que ya ha desaparecido, puede decirse de él lo que uno desee, ya que nadie podrá contrastar sus descripciones con el escenario real.
Por otra parte, ¿quién puede marcar definidamente un límite entre la realidad y la ficción? El propio Borges creó la suya tan cuidadosamente que pudo luego irse a vivir en ella, dejando al resto de la Humanidad en el mundo real.
Este relato está instalado en tiempo y espacio en esa zona borrosa, indefinida en sus tres, cuatro o más dimensiones, que se genera entre realidad y ficción. Una historia que pudo o no sucederme, buscando explicaciones a los orígenes y la evolución de seres como usted y como yo.
Prevenido debidamente, y sabiendo el lector desde ya que no agregará ningún elemento preciso fundamental a su conocimiento de las ciencias sociales ni naturales, si aún está deseoso de compartir la búsqueda más importante de mi vida, sea bienvenido.”

¿Debo incluir este prólogo en la película? Y, en caso afirmativo, ¿cómo debería hacerlo?

En antiguas películas argentinas que vi cuando era pequeño aparecían algunas imágenes en tanto una voz “en off” iba ambientando al público acerca del film que vendría a continuación. Pese a que resulta hoy algo pasado de moda, quizá dándole un toque diferente sería una solución posible. ¿O no?

¿Me ayudarían?

Espero sus sugerencias aquí o vía email a danielgalatro@gmail.com. Seguramente me resultarán de mucha utilidad, recordándoles además que iniciamos esta “operación” para hacer entre todos los que quieran participar como ya lo están haciendo.

Un saludo afectuoso en el que por aquí es el Día del Amigo que me encuentra feliz por sentir que estoy acompañado por unos cuantos de ustedes que me han hecho llegar sus buenos deseos.

Daniel Aníbal Galatro

 
Comentarios desactivados en Del libro a la película: cómo incluir un prólogo

Publicado por en 20 julio, 2015 en Sin categoría

 

Del libro a la película: Guiones cinematográficos I


¡Hola, amigos!

Hoy ingresaremos a un tema muy especial: la confección de guiones cinematográficos. Y esto también, en mi caso, tiene su historia.

Hace ya varios años, digamos por 2006 ó 2007, terminé de escribir mi novela “Otro Génesis posible”. Cuando la dí a conocer, personalmente o impresa o vía internet, tuvo una repercusión mucho mayor de la que esperaba. Pero eso hizo también que llovieran comentarios muy amables que me felicitaban pero también me hacían notar que los dos o tres primeros “capítulos” eran algo densos y que podían hacer que algún potencial lector se asustara y no pasara a los siguientes, mucho más “movidos” y atrapantes.

Y también se sumó una empresa de producciones cinematográficas española que acordó transformar la novela en una película siempre y cuando yo me ocupara de escribir el guión. Seguramente los convenció la lectura de esos primeros capítulos cuya densidad mostraba como muy compleja esa tarea. En fin, que la película nunca se hizo pues yo odiaba la confección de guiones.

Casi siete años después, esto es, por estos días de Julio del 2015, decidí que era tiempo de retomar la cuestión. Y con el apoyo de ustedes, mis amigos, voy a intentar aprender cómo se escribe realmente un guión cinematográfico.

Hay dos tipos de guiones:

-los originales, en los que se comienza de la nada (o casi) a elaborar una idea que puede transformarse en una película, o

-las adaptaciones, en los que se tiene ya una idea acabada del producto final por basarse en poco o en mucho en algún cuento o novela preexistente.

Según el experto Carlos Aldana de la OEI, “sin guión no hay película”. Y él mismo propone varios pasos que nosotros (ustedes y yo) debemos seguir para hacer las cosas bien.

El primero de tales pasos es la escritura de una sinopsis o resumen de la historia, condensada a no más de 5 páginas. Debe constituir el resumen de todo lo que sucederá en la película, brindando una idea general, sin detalles del relato.

Y por aquí vamos a comenzar, si les parece bien.

OTRO GÉNESIS POSIBLE
Relato de ficción

Sinopsis

Daniel recibe en el sitio de internet que comparte con su esposa Olga unos curiosos emails de un desconocido que le informa acerca de la existencia de seres extraterrestres que llama “zetareticulianos” y de las características generales de los contactos entre humanos y otros provenientes de lejanos confines del espacio.

Muy poco tiempo después, un encuentro quizá no casual con un antiguo amigo permite que éste ponga en sus manos un libro en el que su autor plantea y explica todas las preocupaciones básicas del alma humana. Entre ellas menciona el origen del universo, la aparición de los seres humanos en este planeta, la teoría de Darwin, la presencia de entidades superiores y otros temas afines.

Daniel se pregunta por qué en este momento de su vida le llegan esos asuntos y decide que algo deberá hacer para encontrar respuestas mejores que las que hasta entonces había hallado.

Comienza así su investigación personal.

Entrevista inicialmente al Padre Carlos, un sacerdote con quien había tenido algún contacto periodístico tiempo atrás por sus dotes como exorcista reconocido por la Iglesia Católica. Le consulta acerca de la validez de lo escrito en el Génesis bíblico acerca de Adán, Eva y sus primeros hijos. También logra que él le confirme que, para un católico, el único camino a seguir es el de la fe, algo que no se discute sino que se ejerce o no se ejerce.

Buscando respuestas diferentes, Daniel se comunica con Federico, un amigo ginecólogo que le recomienda conversar con un genetista de renombre que, además, proviene del judaísmo. Entiende que es una forma válida de tratar el tema desde dos puntos de vista, la ciencia y la religión. Minutos antes del encuentro, recibe un mensaje en el que se le advierte que no siga investigando, que deje las cosas como están. Parece provenir de un individuo petisito, de piel medio oscura, con un raro sombrero y ojos grandes que se lo hace llegar por un ocasional intermediario.

Consulta al doctor acerca de los mismos temas y recibe de él información novedosa acerca de la primera clonación, la que hizo que Eva no tuviera otro antepasado más que Adán. Asimismo le indica que, genéticamente, eso permitió que ella y sus descendientes pudiéramos estar en mejores condiciones de sobrevivir. Le confirma además que resulta válida la teoría de Darwin por las semejanzas genéticas entre el hombre y los chimpancés. Y la presunción de que Caín, el hijo de Dios, se reprodujo con una mona, la hija de los hombres, aportando a su descendencia un gen especial que los hacía pertenecer a una nueva “especie humana”.

Luego de la entrevista con el experto, Daniel se reúne con Federico, quien le anuncia que arregló un encuentro con un ex pastor evangélico. Ya el ginecólogo había comenzado a interesarse en el asunto buscando información en internet. Eso estimuló a Daniel a leer algunos impresos que su amigo le había acercado. Cada vez estaba más intrigado.

La reunión con el ex pastor tuvo lugar en casa de Federico. Éste le aclara que no confunde lo científico con lo religioso y que le enseñaron que esa mentalidad puede ser obra del Demonio. Como con sus otros entrevistados, el tema es el Génesis y, consiguientemente, Adán y su descendencia inicial. Su posición es diferente, ya que cree. por ejemplo, que Caín debió casarse con alguna de sus hermanas menores, como lo harían los otros integrantes de su familia. Y le confirma nuevamente que existe un muro llamado “fe” que separa los creyentes de los no creyentes y lo verdadero de lo falso.

Daniel ha perdido su esperanza de encontrar certezas en los seguidores de la Biblia como lo han sido el cura católico, el médico judío y el ex pastor evangélico. Y reconoce que con ellos era imposible mencionar siquiera la posibilidad de que los humanos hubiésemos aparecido por influencia de seres extraterrestres. Los zetarreticulianos del email inicial se veían cada vez más lejanos.

En medio de sus dudas, un llamado telefónico vuelve a encender su interés. León, un antiguo amigo y maestro librepensador, incompatible con cualquier muro de fe, lo cita con urgencia. Al encontrarse, alcanza a Daniel un mensaje arrugado y amarillento que extrañamente había aparecido entre las hojas de un libro que hablaba de extraterrestres y que tenía desde hacía años en su biblioteca. Y le muestra otro papel igualmente misterioso en el que le pedían que dijera a Daniel el consabido “que deje las cosas como están”.

León estimula a Daniel a aprovechar esta oportunidad inigualable de conocer algo diferente y fundamental acerca del tema. Le aclara, además, que no tema a los zetarreticulianos pues le van a permitir avanzar en el asunto en tanto lo crean conveniente. Y el espíritu de Darwin comienza a crecer en el ámbito de esta investigación.

Como parte de un plan diseñado quién sabe por quién, Mariana, tarotista y antigua amiga de Daniel, lo llama para pedirle que le resuelva un problema en su computadora. Es una buena oportunidad para conocer de ella una opinión absolutamente distinta acerca de la aparición de Adán en el planeta, añadiendo un nuevo personaje a la historia: Lilith, la verdadera primera mujer de ese primer hombre.

Llevado por algún guía desconocido, quizá Darwin desde su tumba, Daniel comienza a profundizar en la historia de este inglés especial, sus aventuras y sus desventuras. Esto lo lleva, como era previsible, al Museo de Ciencias Naturales, donde encuentra a Raúl, un paleontólogo que le brinda nuevos puntos de vista acerca del asunto.

Con Raúl revisan la historia de Darwin y su personalidad especial. Y el joven, muy interesado en el tema, le promete buscar más información sorprendente a su regreso a México.

Pocos días después, envía a Daniel un email en el que le transcribe un caudal de datos increíbles obtenidos de un viejo profesor suyo de la universidad en el que ponía en duda, por ejemplo, la validez del la teoría de Darwin acerca del origen de las especies. Y su criterio particular de que el famoso científico inglés fuera solamente un hábil plagiario.

Daniel se siente sobrepasado por la información desbordante que ha invadido su mente. Las preguntas se multiplican sin encontrar respuestas que no se enfrenten de un modo u otro entre sí.

Federico lo visita para asegurarle que, según sus nuevas investigaciones, Darwin era una enorme mentira. El joven ginecólogo está ya profundamente interesado en el asunto y deja a Daniel más material extraído de internet. En una de las páginas se menciona, para él por primera vez, la noche de Diciembre de 1881 en la que Darwin se desvanece en la calle.

Ya Daniel intenta abandonar toda esta investigación que lo estaba apartando de su vida y de sus trabajos habituales. Pero quizá los zetarreticulianos tenían otros planes para él.

Un llamado telefónico de una mujer de nombre Marta, concierta una cita por un tema que dice no poder anticipar. Al llegar, dice que es víctima de algunas formas de fenómenos que parecen originarse en los que quizá sean OVNIs que sobrevuelan su casa. Describe a Daniel algunos de esos sucesos y él la tranquiliza diciéndole que no deben causarle temor.

Dos días después, a las dos de la mañana, vuelve a llamar Marta quien le narra algunos nuevos hechos ocurridos en su casa y le anticipa que los visitantes dejaron un mensaje para él. Apenas amanece, ella se presenta en casa de Daniel para dejarle un papel en el que de un lado estaban escritos su nombre y apellido, y del otro tres palabras “London”, “Queen’s” y “Bridge”. Ya no había indicaciones de que no siguiera investigando.

Daniel intenta analizarlas pero no encuentra relación entre ellas. Cree que solamente podría comprender el mensaje si estuviese en Londres, algo en ese momento imposible para él.

Ese día marcó horas de profundo desconsuelo.

Llama Federico, que cuenta que viajará a Londres a participar de un Congreso de Ginecología. Una oportunidad muy especial para Daniel que deja de ver a su amigo como un acompañante molesto en su estudio del Génesis para encontrarlo como la única solución posible para concretar su viaje soñado. Su capacidad económica lo hacía imprescindible para la investigación.

Se concreta el vuelo de los dos amigos hacia la capital de Inglaterra. Por la mañana del día siguiente, Federico asiste a la apertura del Congreso en tanto que Daniel comienza a caminar por las calles londinenses. Su primera visita es a la Abadía en la que se encuentran los restos de Darwin.

Antes de continuar hacia South Kensington elije almorzar pues por la tarde visitaría uno de los tres grandes museos, obviamente el de Historia Natural.

Luego de recorrerlo varias horas, sale y encuentra un bar y cafetería en el que beber algo caliente y probar algún postre local.

Había en el lugar un hombre que Daniel vio como muy parecido físicamente a Darwin. Consultó a una mesera acerca de quién podía informarle acerca de lugares de Londres, ella le señaló ese hombre que le había llamado la atención.

Era profesor de Ciencias Naturales en el Queen’s College de Oxford y se ofrece para llevar a Daniel allí temprano por la mañana siguiente.

Mientras recorren el trayecto hasta la famosa escuela conversan acerca de nuevos detalles sobre la vida de Darwin y en especial sobre los últimos días. Así Daniel se entera de que el científico moribundo hizo llamar a un colega con el que se decía estaba disgustado para comunicarle algo muy importante. El compañero de viaje de Daniel menciona el tema del desmayo del anciano en una calle londinense como uno de los fundamentales que trataron en ese encuentro. Y que, un instante antes de desvanecerse, fue secuestrado por seres de otro planeta que lo retornaron al mismo lugar al instante siguiente.

Cuando llegan al Queen’s de Oxford también le dice que allí no hay ningún puente y, por tanto, ningún documento escondido en él.

Daniel entra a desayunar en un bar instalado en el colegio. Allí conoce a Danielle, una simpática alumna con la que traba una amable conversación. Le cuenta que está buscando una nota que supuestamente está oculta en un inexistente puente cercano al lugar.

La muchacha le dice que seguramente la verdad era que no se trataba del Queen’s de Oxford sino del Queen’s de Cambridge, colegio en el que ella había estudiado algún tiempo. Y que allí hay un puente muy antiguo que no es importante pero sí curioso, conocido como “el Puente Matemático”.

Danielle hace que con su padre que pasa a buscarla lo lleven hasta Cambridge.

Es fácil para Daniel encontrar allí el famoso puente. Un joven que justamente practica como guía de turistas le brinda amplia información sobre el lugar y las historias relativas al mismo. Entre ellas, el dato de que el puente original de 1749 había sido reconstruido en 1866 y luego en 1905. Todo había sido cambiado con estas reformas que también habían hecho que cualquier documento oculto allí desapareciera irremediablemente.

Pero el joven lo consuela diciéndole que puede ver cómo era el puente original pues el colegio posee una maqueta que lo reproduce.

Daniel siente que es su última posibilidad. Quizá esa pequeña copia contuviera el buscado documento. Como anochece, dejan el tema para el día siguiente.

Por la mañana, bajo una lluvia persistente, Daniel retorna al Queen’s College de Cambridge, al que llega casi a mediodía. Recorre meticulosamente el puente actual en busca del papel pero sin éxito. Se encuentra con el guía quien, junto a un compañero, lo acompaña hasta el museo del colegio.

Allí encuentra la maqueta del puente original.

La revisa cuidadosamente pero ve que está perfectamente limpia y cuidada. No parece ocultar ningún papel extraño que, de todos modos, otros visitantes hubiesen encontrado en algún momento de los siglos transcurridos.

Se le acerca una mujer que dice ser la encargada del museo. Conversa con ella y menciona a Darwin, con lo que la encargada interpreta sabiamente que lo que Daniel busca es el mensaje final que se dice ocultaba el puente original y quizá todavía podría encontrarse en la maqueta.

Revela que ella lo había encontrado. En realidad no estaba el testamento en la reproducción del puente sino que allí pudo hallar una plaquita muy delgada de bronce que tenía grabados una palabra y un número. Esa clave le permitió localizar una copia realizada por el mismo profesor supuestamente enemigo de Darwin de la que ella hizo una fotocopia en su momento y otra para entregar a Daniel.

En la misma dice que Darwin transmitió a su colega en su lecho de muerte los detalles de lo sucedido en aquella fría noche londinense en la que, durante su desvanecimiento, había tenido su encuentro con los extraterrestres. Y estaba firmada por el propio escribiente y testigo.

Al regresar al hotel, Daniel comparte lo vivido con Federico y le muestra la fotocopia.

De regreso en su casa, se encuentra con Olga a quien pone al día con la mucha información encontrada en el viaje a Londres. Ella había continuado estudiando el tema y había recopilado nuevos datos interesantes.

Muy temprano por la mañana siguiente se reúne con Federico para analizar todo lo relacionado con los zetarreticulianos y el enorme caudal de información adicional que había reunido.

Al encender su computadora encuentra un email de Raúl, el paleontólogo, que brinda más información acerca de los aspectos paleontológicos de la cuestión para justificar la transición que dio origen a los homínidos. Luego se suma Federico quien aporta todavía más elementos para analizar.

Un día después llega un email de Nicolás, un joven judío que incorpora los neutrinos como partículas que cree vinculan fuertemente la mente con la materia. Otros elementos que parecen agregar más dudas a un asunto que es en sí una incógnita a revelar.

¿A quién podría consultar ahora Daniel? ¿Habría alguien más que pudiera aportar datos significativos? Quizá solamente los propios zetarreticulianos estarían en condición de hacerlo.

Edgar, un hipnólogo experimentado, era quizá la llave fundamental. Porque él sabía cómo inducirlo a un viaje astral para permitirle conectar directamente con los extraterrestres.

Lo intentaron y lo lograron. En una maravillosa experiencia posibilitada por los vastos conocimientos de Edgar, Daniel pudo acceder a un plano en el que recibió el mensaje esperado.

Sólo quedaba escribir la historia, esta historia que podría leerse como un simple cuento o una extensa novela, que podría verse como una película o como fuese, pero que permanecería para brindar todo lo que Daniel vivió durante este tiempo.

Lo que los extraterrestres condujeron a escribir a Daniel, que podría mostrar como realidad o como ficción o quizá como una combinación indefinida de ambas. Ni la Biblia ni Darwin, o tal vez ambos al mismo tiempo.

¿Puede Daniel reescribir el Génesis de Moisés? No pudo ni podrá hacerlo.

Moisés no pudo escribir el Génesis original. Alguien debió habérselo inspirado.
Daniel, careciendo de tal inspirador, tampoco podría.

Pero la misión encomendada fue escribir este relato.
Y ésa Daniel cree haberla cumplido.

FIN

Daniel Aníbal Galatro
Esquel – Chubut – Argentina.

 
Comentarios desactivados en Del libro a la película: Guiones cinematográficos I

Publicado por en 18 julio, 2015 en Sin categoría

 

Ofrecimiento especial para estudiantes colombianos


¡Hola, amigos colombianos!

En nuestro último análisis de visitantes a este concurrido blog de Química hemos verificado que una amplia concurrencia proviene principalmente de la bella Colombia. Y esto se viene dando desde hace muchos años.

Creemos realmente que esa fidelidad merece algún premio especial.

Puesto que el área editorial “Levantando vuelos” de nuestro Complejo Cultural Galatro dispone de material útil e interesante para quienes estudian muy diversas materias, buscamos cómo podíamos utilizar algo de nuestro fondo para conformar una especie de regalo que mostrara nuestro agradecimiento.

Y algo bueno que encontramos para ello es nuestro Power Point de “Técnicas de Estudio”, un curso cuya finalidad es estudiar cómo se debe estudiar para comprender, aprender, recordar y exponer lo estudiado.

Ha tenido en los últimos años un éxito creciente por tratarse de un material inicial sencillo que permite, nada más ni nada menos, de una técnica para estudiar con más provecho. Pueden encontrar más información en nuestro blog http://complejoculturalgalatro.blogspot.com .

Normalmente, el precio de este trabajo es de solamente 20 dólares pero en este caso hemos decidido bajarlo al 50% para nuestros amigos colombianos (de 20 dólares a 10 dólares).

El procedimiento para obtener este superdescuento especial es muy sencillo.

1- Depositan en mi cuenta PayPal (dgalatrog@hotmail.com) el importe de 10 dólares por alguna de las modalidades de pago que esa empresa ofrece.

2- Me envían un email a danielgalatro@gmail.com para avisarme que lo han hecho y confirmarme que viven o estudian en algún lugar de Colombia.

3-Responderé a ese email enviándoles el archivo que contiene el video “Técnicas de Estudio”, que llegará directamente a su correo en forma de ebook.

4-Me envían a danielgalatro@gmail.com un email de respuesta para confirmarme que lo han recibido bien. A partir de allí pueden hacer libremente cuantas copias deseen para obsequiarlo o venderlo como crean conveniente (no tienen que abonar ningún derecho de autor para ello).

Si encuentran alguna dificultad en la comprensión del material, quedaré a su disposición para aclarar lo que crean necesario, sin costo alguno adicional.

Sé que muchos de ustedes aprovecharán esta oportunidad única,

Los espero

Prof. Daniel Aníbal Galatro
Esquel – Chubut – Argentina.

 
Comentarios desactivados en Ofrecimiento especial para estudiantes colombianos

Publicado por en 13 julio, 2015 en Sin categoría

 

Vacaciones de Julio


¡Hola, amigos!

Vamos acercándonos a la mitad de un mes de Julio del 2015 que, en el Hemisferio Sur, implica que estamos en invierno. Y por aquí, en Esquel, marca un tiempo en el que miles de jóvenes, residentes y turistas, relacionan con la posibilidad de practicar su deporte favorito, deslizándose sobre mantos de nieve que los hacen sentir ángeles entre blancas nubes.

Pero nuestros amigos del Hemisferio Norte buscan vacacionar en lugares cálidos cercanos a playas de río o de mar que alivian su piel de los poderosos rayos de sol que se derraman sobre los lugares que corresponden a esas latitudes.

Tiempo para descansar quienes puede hacerlo pero con un plazo marcado por el girar permanente de la Tierra en torno de la estrella que le dio origen. En lenguaje sencillo equivale a recordar que las vacaciones tendrán un final y habrá que retornar a las obligaciones habituales que durante el resto del año nos permiten subsistir y seguir planificando y capacitándonos para que futuras épocas de descanso sean iguales o mejores a la que hoy disfrutamos.

No pongan esa carita y reconozcan que tengo razón. Pero también traigo alguna idea que puede resultarles útil.

¿Qué pueden hacer para que, al regresar a sus estudios, logren más y mejor rendimiento con menos esfuerzo?

Es maravilloso sentirse un estudiante. Aprender es una posibilidad que tenemos a nuestro alcance siempre y es un privilegio que todos los seres vivos tenemos en mayor o menor medida. En el caso de nosotros, los humanos, es una forma de aumentar nuestro valor en el mundo con todo lo que eso puede significar. Pero ¿cómo aprender? Salvo que conozcan un método mejor, el camino habitual es estudiar, porque por eso somos estudiantes toda la vida en alguna medida y forma.

¿Sabemos cómo estudiar? Generalmente no mucho pues nos piden y recomiendan que estudiemos pero no nos enseñan demasiado cómo conviene hacerlo.

Por eso, luego de más de cincuenta años trabajando en la docencia, me fui volcando a ese “cómo estudiar” más que al “qué estudiar”, y busqué en la información producida por expertos para intentar resolverlo.

Y hoy tengo para ofrecerles un power point sencillo que les puede resultar de gran ayuda. Se titula, como era previsible, “Técnicas de Estudio”, y procura acercarlos a modo correcto de encarar el tema, sin depender de qué es lo que desean aprender.

Ya ha sido probado y apreciado sus resultados en varios lugares del mundo por muchos amigos que han visto cambiar su visión del estudio. Porque estaban en esa batalla del aprendizaje sin tener ni armas ni entrenamiento adecuados.

Por eso les sugiero que en este tiempo de vacaciones de invierno o de verano dediquen media hora diaria a estudiar cómo se estudia siguiendo los pasos que ese vídeo les va proponiendo.

¿Cómo recibir el material? Muy simple. Su valor es de 20 dólares US o su equivalente en moneda local. ¿Nada más? Nada más. Y pueden hacer cuantas copias deseen para revenderlas libremente u obsequiarlas.

Me envían un email a danielgalatro@gmail.com y les diré cómo realizar el pago anticipado. Luego de que este paso esté cumplido, les enviaré el archivo a su computadora por este mismo medio, sin ningún gasto adicional. Así de simple.

Luego quedaré a su disposición para cualquier consulta relacionada con el tema porque nunca dejo a mis alumnos sin el apoyo que puedan necesitar.

Espero su consulta o su pedido. No se lo pierdan porque no es un gasto sino una inversión, tan productiva como quieran hacerla.

Un saludo afectuoso desde Esquel, junto a un cerro llamado La Hoya que se va revistiendo de una maravillosa nieve, ideal para vacacionar, pero también para dedicar unos minutos diarios sumando recursos para enfrentar los tiempos que vendrán.

¡Felices y productivas vacaciones!

Prof. Daniel Aníbal Galatro
danielgalatro@gmail.com
Esquel – Chubut – Argentina

 
2 comentarios

Publicado por en 11 julio, 2015 en Sin categoría

 

COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Química, física y matemáticas deben tener un mayor…


COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Química, física y matemáticas deben tener un mayor…: El investigador del CSIC Avelino Corma recibió en 2014 el premio Príncipe de Asturias. / Cultura Científica CSIC Cuando recibió el pre…

 
Comentarios desactivados en COMPLEJO CULTURAL GALATRO 2: Química, física y matemáticas deben tener un mayor…

Publicado por en 2 julio, 2015 en Sin categoría

 

Química, física y matemáticas deben tener un mayor protagonismo en el currículo escolar.


El investigador del CSIC Avelino Corma recibió en 2014 el premio Príncipe de Asturias. / Cultura Científica CSIC

Cuando recibió el premio Príncipe de Asturias en 2014, algún medio se refirió a Avelino Corma como ‘el rey de las zeolitas’ unos compuestos minerales porosos, de estructura cristalina, con propiedades catalíticas que permiten transformar la materia. Estos catalizadores sólidos constituyen solo uno de sus logros, ya que Corma es autor de más de un centenar de patentes. En esta entrevista subraya que la química tendrá un papel clave en los grandes desafíos del siglo XXI y reclama que esta disciplina, junto con las matemáticas y la física tengan mayor protagonismo en el currículo escolar.

En su discurso de aceptación del premio Príncipe de Asturias dijo que mientras la física nos ayuda a comprender y explicar la naturaleza, la química es capaz de crear, permitiéndonos generar moléculas y materiales previamente inexistentes. ¿En qué consiste exactamente su actividad como químico?

Una parte muy importante de la química consiste en el estudio de las reacciones entre moléculas para obtener otras nuevas, con propiedades diferentes, o bien para, a través de nuevos procedimientos, sintetizar las ya existentes de manera más eficiente, generando menos subproductos. En más del 90% de todos los procesos químicos que existen intervienen los catalizadores, que no son más que sustancias que aumentan la velocidad de una reacción para dirigirla hacia la formación del producto deseado. Nosotros trabajamos fundamentalmente con catalizadores sólidos, que diseñamos y sintetizamos para que puedan catalizar determinadas reacciones. Como ya he dicho, el objetivo es obtener moléculas nuevas o mejorar los procesos químicos existentes .Continúa en:

 
Comentarios desactivados en Química, física y matemáticas deben tener un mayor protagonismo en el currículo escolar.

Publicado por en 2 julio, 2015 en Sin categoría

 
 
A %d blogueros les gusta esto: